top of page
Buscar
  • Foto del escritorSantiago Maza

YOU DON´T BRING ME FLOWERS

Álbum: I´m Glad You're Here With Me Tonight

Música: Neil Diamond

Año: 1977



El amor –cualquier amor– tiene el peligro de hacerse viejo. Y es que cualquier amor, si no crece, se estanca. En cambio, si un amor crece con constancia, nunca será viejo –por más viejo que sea–.


You don't bring me flowers / You don't sing me love songs / You hardly talk to me anymore / When I come through the door at the end of the day.


Que fácil es cuidar los detalles con un amor nuevo. Salen espontáneos, naturales, llenos de vida y cariño. Flores, canciones, conversaciones... interés real por la otra persona.


Y con Dios nos pasa lo mismo... ¡acuérdate que Dios es persona! Cuando nos empezamos a enamorar de Él quizá es más fácil, al menos por la novedad de la oración, del rosario, de sentir su presencia a lo largo del día.


I remember when... You couldn't wait to love me. Used to hate to leave me.


¡Qué prisa teníamos por ver a Dios en el sagrario! Con qué cariño entrábamos al oratorio a contarle cosas. Con qué piedad nos persignábamos o hacíamos la genuflexión cuando éramos niños. Qué esfuerzos por ofrecer el pequeño sacrificio de una cucharada más de lo que no nos gustaba comer. ¡Qué miradas a la Virgen cuando le llevábamos flores en mayo!


Después de un tiempo, si nos descuidamos, nos vamos acostumbrando al amor de Dios... y aunque el suyo sea siempre infinito, el nuestro se va apagando. Él sigue queriéndonos muchísimo. Nos cuida, nos acompaña, nos mira con cariño de padre y madre. Pero dejamos de notarlo para meternos en nuestras cosas. O dejamos de notarlo por meternos en nuestras cosas.


And you don't bring me flowers anymore


¡Despierta! ¡No te olvides de Dios, que te quiere con locura!


It used to be so natural / To talk about forever.


Acuérdate de cómo soñabas con Dios. Cómo te contaba sus planes y tú le decías que contara contigo. Cómo imaginabas a la Virgen diciéndole que sí... y se te antojaba seguir su ejemplo. Cómo contemplabas la vida de tantos santos que han dicho que sí... con ganas de unirte a la lista. Como saboreabas ese para siempre, para siempre.


But used-to-bes don't count anymore / They just lay on the floor 'til we sweep them away.


No dejes que el tiempo se lleve tus sueños de juventud. Que no se borren esas ganas de dar gloria a Dios. Que no barran, como si fuera polvo o sal insípida, esa ilusión de iluminar el mundo con la luz de Cristo.


Baby, I remember / All the things you taught me / I learned how to laugh.


¡Causa de nuestra alegría! ¿No es saberte hijo de Dios lo que más alegría y paz te da? ¿No es saberte bajo el manto de la Virgen lo que más te consuela? ¿No es Dios quien te enseñó a ser alegre y optimista? ¿A ver siempre y en todo la mano de tu Padre, Dios?


And I learned how to cry.

Al mismo tiempo, ¿no extrañas ese abandono confiado en sus brazos? ¿Poder soltar el cuerpo y llorar un poco? Qué a gusto se llora con Dios y con la Virgen. Después de algún suceso triste y duro, o después de alguna caída personal... ¿no extrañas volver a esos brazos fuertes y cariñosos, llorando y pidiendo perdón?


Well, I learned how to love.


Dios nos enseña el amor de verdad. Cualquier otro amor es solo un reflejo pálido de lo que puede ser tu relación con Él. Dios no solo es el amor más grande, es El Amor y es Amor. Tú y yo estamos hechos para amar y estamos hechos para amarlo a Él. No podemos dejar que nuestro amor a Dios se enfríe. No podemos descuidar la relación más importante que tienes en la vida. No podemos dejar que el amor más importante de tu vida, el que la define ahora y la definirá en la eternidad... se haga viejo.


Decídete otra vez a demostrar tu cariño con tu vida coherente de cristiano. A demostrar con obras tú amor. Quizá podemos empezar por pedirle a Él un poco de ayuda: Dios mío, dame el amor con el que quieres que Te quiera.

32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page