top of page
Buscar
  • Foto del escritorSantiago Maza

PRIVILEGIO

Álbum: Inédito

Música: Emmanuel

Año: 2015



Es un privilegio que Dios quiera pasar tiempo con los hombres. Es un privilegio caerle bien a Dios... ¡Es un privilegio!


Contigo de la mano no me importa dónde / Contigo no hay distancia ni a dónde ir / Si existe el paraíso, está dento de ti.


Agradezcamos ese privilegio y aprovechemos el enorme regalo que se nos hace. De la mano de Dios no importa lo que venga, no puede pasarnos nada malo. Si estamos con Él, estamos probando el cielo... ¡ya llegaremos! El paraíso es estar con Él para siempre. El paraíso está en Él... el paraíso es Él.


¿Cómo valoramos la comunión? La gloria me la bebo en cada uno de tus besos. Es el Cielo en un pan, es la gloria en un beso. Es Dios en un bocado... para que tú te lo comas. ¿No te vuelve loco? Qué impresionante pensar que cada comunión es un anticipo del Cielo. Es lo más parecido al Cielo qué hay en la tierra. Por unos instantes tu alma es divinizada por Cristo. Eres una misma cosa con Dios. Ya no son dos cuerpos, sino uno solo. Ya no eres tú, es Cristo que vive en ti. ¿No vale la pena atesorar bien esos 10 minutos? ¡Mi corazón es un gigante!


Hasta dan ganas de agradecerle al pan, y al panadero, y a todo mundo... Dios me tocó a través de ti.


¿Qué le vamos a decir a Jesus en esos 10 minutos de acción de gracias? Me faltan vidas por amarte... ¡qué poco es una vida para amarle! ¡Y qué rápido se pasan los 10 minutos! Es un privilegio que nos da la vida. Y nos da la vida en dos sentidos. Por un lado, nos lo da Dios, que es La Vida. Pero por otro lado y quizá más importante: el que come mi carne (...) vivirá para siempre... La Eucaristía es el privilegio que nos da la vida, que nos permite vivir de verdad, unidos a Cristo para siempre...


El saberme tuyo, el sentirte mía / No existe la palabra soledad. ¿No te emociona saberte Suyo? Te ha llamado por tu nombre y te ha dicho: eres mío. Y ese Dios a quien perteneces se ha escondido en un pedacito de pan para que te lo comas y lo sientas tuyo. Siente a Jesús en tu boca y dile que lo quieres con locura. Que ya no te sentirás solo nunca más... y que intentarás no dejarlo sólo tampoco. Que no espere demasiado a que te acerques a comulgar otra vez.


Si en ti se manifiesta la verdad. Jesús es el camino, la verdad y la vida. Y Jesús nos muestra nuestra verdad más íntima. Mírate en Él como si fuera un espejo. Verás todo lo que nos queda de camino. Y te ilusionarás con parecerte más a Él... un poquito más, cada día.


Y sigue diciéndole mil cosas a Jesús en tu corazón: Es un privilegio caminar contigo / Respirar tu aire, el sentirme vivo / La vida es un mundo de emociones / Y tú, la más feliz de mis razones. ¡Ojalá así sea!


Contigo de la mano no me importa dónde / Contigo no hay distancia ni a dónde ir / Si existe el paraíso, está dento de ti / Mi vuelo se limita a remontar tu cielo / La gloria me la bebo en cada uno de tus besos.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page